Estuvieron en el Único de La Plata. En el Libertadores de América. En la Bombonera. En el Malvinas Argentinas, con la mayor concurrencia, lejos de San Juan con más de cinco mil hinchas. Y la distancia tampoco les impidió llegar ayer hasta el Parque de la Independencia para hacerle el aguante a San Martín la última excursión del equipo en el Apertura. Llegaron desde nuestra provincia la mayoría con más de doce horas de traslado y se instalaron en el codo de la cabecera visitante. Fueron aproximadamente 300 que le dieron un colorido espectacular a ese sector con banderas, tirantes y mucha percusión.

Dos horas antes de largar el encuentro, ya se observaba por los alrededores del Parque a los hinchas sanjuaninos. La mayoría con camisetas del Verdinegro puestas y mostrando su orgullo de “seguir a todos lados” al club de sus amores.

“La Colombia”, “Barrio Ferroviario”, “Juana Manso”, “La Tulum”, “Villa Lerga”, “Rioja Chica”, “Los Pibes del Santo Domingo”, entre otros, fueron algunos de los trapos que colgaron los hinchas para demostrar cada uno su procedencia. A la hora del ingreso del equipo, hubo papelitos y serpentinas al aire para la recepción y el grito para hacerle frente a esa multitud de Newell’s, que ayer trepó hasta las veinte mil personas.

El partido no entregó muchas emociones, pero los hinchas sanjuaninos igual se fueron contentos con el punto sumado e incluso gastando a los locales con el clásico “el que no salta, se va a la B”, en referencia a lo complicado que está con los promedios el equipo rosarino.