El apoderado del campeón de Diamante y Emérito de los medianos del CMB, Sergio Martínez, el promotor Sampson Lewkovicz, aseguró ayer que por el momento está prácticamente descartada una pelea entre el bonaerense y el titular regular de la división, el mexicano Julio César Chávez junior.

Lewkovicz estuvo reunido durante varias horas con el presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), el mexicano José Sulaimán, quien se mostró “molesto” por la actitud asumida por los allegados a Chávez. Es que el promotor Bob Arum desconoce la “legitimidad institucional” de la subasta de la pelea prevista para el 6 de enero.