Javier Mascherano tiene los días contados en Barcelona. Sin lugar en el primer equipo y esperando sumar minutos en la primera parte del año que viene para llegar de la mejor manera a la Copa del Mundo en Rusia, el Jefecito busca un nuevo destino a partir de enero.

 

El mediocampista devendido en defensor brindó una entrevista para la revista El Gráfico, y además de contar el motivo por el cual no saludó a los hinchas de River en Japón, se refirió a su futuro y una posible vuelta al club que lo vio nacer con una llamativa comparación con Leonardo Ponzio, dueño de la mitad de cancha del conjunto de Núñez en los últimos años.

 

“Hoy River tiene en mi posición al capitán, un ídolo que ganó todo en el club. Yo no soy nadie en River al lado de Ponzio. Y es una falta de respeto decir que voy a ir a River estando Leo en ese lugar”, analizó.