Lionel Messi transita los últimos meses de su actual contrato con el Barcelona, el único club que lo vio jugar desde que es profesional. Nadie puede garantizar que la Pulga vaya a renovar el vínculo que expira el 30 de junio próximo y que dejará al argentino con el pase en su poder para poder negociar (ya lo pueda hacer actualmente si quisiera) con el club que más le convenga. En ese contexto de plena incertidumbre por el futuro del jugador más importante de la historia del club catalán hoy puede estar ante su posible último título: desde las 17 horas se medirá ante el Athletic de Bilbao, por la final de la Supercopa de España. El zurdo llega con lo justo desde lo físico debido una contractura en el femoral de la pierna izquierda, que incluso lo marginó del choque por semifinales ante la Real Sociedad, donde su equipo debió esforzarse hasta la definición por penales. Con 34 títulos con la camiseta del Barcelona, Lionel sabe que tiene una chance única de estirar su diferencia sobre Andres Iniesta (32 coronaciones) y Gerard Pique (29). Más aún con su futuro incierto por ahora a partir de julio, Lionel tiene otras dos chances para sumar otra corona: la Liga de España, donde el equipo viene levantando pero está a siete puntos del líder, Atlético Madrid, pero con dos partidos más; mientras que la otra posibilidad es la Champions League, el máximo objetivo de cada temporada del club, donde en octavos de final deberá medirse el próximo mes con el actual subcampeón, el Paris Saint Germain de Mauricio Pochettino, y las megaestrellas como su excompañero Neymar, Ángel Di María, Mauro Icardi y Kylian Mbappé. Por ahora, bajo la conducción de Ronald Koeman, Messi se encuentra como el goleador de la Liga con 11 alaridos y teniendo un rendimiento aceptable en la fase de grupos de la Champions, donde su equipo finalizó segundo por detrás de la Juventus de Cristiano Ronaldo. Lionel se encargó en este último tiempo de remarcar que su futuro por ahora no es prioridad y que quiere seguir ganando con Barcelona. Hoy tiene su primera gran chance...


Esperanzado

El segundo capitán del Barcelona, Sergio Busquets, habló de la chance de que juegue Messi en la definición del certamen ante el Bilbao. "Es el mejor del mundo, nuestras opciones se acentúan si juega, son más grandes. Intentará estar, a ver cómo reacciona el cuerpo, cómo se levanta mañana (por hoy), él tendrá la última palabra", afirmó el volante.