Terminado el partido entre River y San Martín, en el Monumental, el presidente del Verdinegro Jorge Miadosqui y el técnico Gastón Coyette coincidieron en que el arbitraje de Delfino "no fue bueno".

 

"Yo puedo decirle al árbitro que se equivocó y desvirtúo el partido", dijo con enojo. Además sostuvo que "nosotros contra esas cosas no podemos hacer nada".

 

"Creo que el grave error lo cometió con el primer gol y a partir de ahí se condicionó todo", remarcó en diálogo con los medios.

 

Por su parte, Coyette expresó, con respecto al partido, que "cuando no tenes chances se hace complicado". También se refirió al gol que cobró Delfino: "Las cámaras demuestran que se equivocó y eso nos obligó a hacer un partido casi perfecto".

 

 

"Nosotros tuvimos situaciones de gol y no las supimos aprovechar con algunos fallos en contra, se complica la situación", sentenció.