El 4-1 de River tuvo su tono discutible en el Monumental. ¿Qué pasó? El árbitro Germán Delfino decidió cobrar penal al entender que Enzo Pérez fue cruzado por Luis Ardente, arquero de San Martín de San Juan. Pero la repetición de la jugada dejó dudas. ¿Lo tocó o el volante de Millo se tiró a la pileta cuando lo iban a cruzar? Poco le importó a Pity Martínez para aumentar el resultado en favor del Millo. 

 

"El árbitro me dijo que lo toco. Yo saco las manos. Se me tira encima. Tengo que verla de vuelta. No sé", dijo Ardente.