Boca estableció anoche una amplia superioridad de punta a punta del partido y el 3-1 final sobre Vélez, en Liniers, pudo haber sido más holgado de habérselo propuesto el puntero del campeonato. 


Boca empezó mejor: a los 5, Centurión abrió a la derecha para Pavón, fue a buscar la devolución al medio y no tuvo espacio para definir; a los 7, la armó muy bien Bentancur, quien jugó con Pérez, el volante quedó mano a mano con Fabián Assmann y salvó el arquero; del sucesivo tiro de esquina, Pavón jugó con Centurión, quien le rebotó la pelota y el extremo recurrió a un derechazo que pegó en el travesaño.

En el tramo posterior Vélez logró equilibrar el desarrollo, pero no contaba con argumentos de ataque, mientras que Boca cada vez que pasaba a la ofensiva lo hacía con la posibilidad de imponer superioridad numérica.

A los 24 minutos Boca abrió el marcador, en acción rápida en que Pérez jugó para Pavón, el delantero la prolongó hacia el medio por abajo y Benedetto, quien llegaba junto con Centurión, venció a Assmann con remate fuerte y arriba. De inmediato estuvo a punto de aumentar Pérez, pero su remate desde fuera del área demandó un nuevo esfuerzo de Assmann para levantarla al córner.

En el último segmento de la etapa inicial Boca bajó el ritmo, pero Vélez no generó ni una sola maniobra de riesgo cierto para el arco rival y quedó reducido a diez hombres a los 42 minutos por la justificada expulsión de Canteros, quien entró con violencia y a destiempo sobre Juan Manuel Insaurralde.

El período final se hizo monótono porque Boca, casi sin oposición, manejó el balón casi todo el tiempo, pero sólo ocasionalmente aceleró en búsqueda de profundidad. A los 8 minutos, en una escena en que varios jugadores hicieron correr la pelota, Pavón ejecutó un centro desde la derecha y Peruzzi, anticipando en el primer palo, conectó de cabeza y marcó el 2-0 con el cual el partido quedó prácticamente resuelto.

Uno de los goleadores del torneo con once es Darío Benedetto.

Sobre los 37 minutos, después de un córner que sirvió Nicolás Delgadillo desde la izquierda, dudaron los defensores y la pelota le quedó a Romero, que enganchó hacia adentro y con remate alto, convirtió en gol la única acción de peligro fabricada por Vélez en todo el juego (el arquero boquense, Agustín Rossi, no tuvo participación por ningún otro disparo franco sobre su arco).

Fue el sobresalto que Boca necesitaba para concentrarse de nuevo y así fue que, dos minutos más tarde, aumentó la ventaja, a través de Pavón, que conectó entrando por derecha un centro largo de Fabra.

 

SENSACIONES

“No me queda otra que irme contento”


El entrenador de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, afirmó que anoche su equipo jugó como a él le ‘gusta‘, en la victoria que sus dirigidos obtuvieron como visitantes sobre Vélez Sarsfield en el estadio José Amalfitani del club de Liniers.

‘Tuvimos muy buenos 90 minutos y además se dio el resultado, así que no me queda otra que irme contento. Boca jugó al estilo que a mi me gusta, por abajo y sin tirar pelotazos en una cancha difícil como esta, en la que hace poco perdió Estudiantes‘, le confió Barros Schelotto a Télam en los pasillos del estadio velezano.

Boca lidera también la tabla de visitante con 21 puntos obtenidos.

‘A diferencia de la semana pasada en la que Defensa y Justicia se abroqueló en la Bombonera, hoy (por ayer) Vélez nos jugó de igual a igual y pudimos demostrar nuestra contundencia (44 goles en 43 fechas, con mayoría de tantos de delanteros)‘, expresó.

Pero un tema sacudió la previa del partido más allá de la pedrada que rompió una de las ventanillas del micro que transportó al plantel hasta el estadio de la ’V’ azulada, y fue el video que en horas de la madrugada difundió las imágenes del defensor Jonathan Silva y el delantero Cristian Pavón, autor del tercer tanto en el 3-1 sobre los de Omar De Felippe, cuando ambos debían estar descansando. 

‘No tengo redes sociales y solamente opino de lo que veo y toco. Hoy (por ayer) solamente tuve la cabeza en este partido, pero mañana (por hoy) voy a ver que resoluciones vamos a tomar sobre este hecho‘, aseguró el ’Mellizo’, indicando que podría haber sanciones para los dos futbolistas.

El plantel volverá a los entrenamientos el mañana a las 9.30 y el domingo recibirá a Patronato, que viene de caer como local por 5 a 0 frente a Independiente, en Paraná.

Allí no volverán a estar ni el capitán Fernando Gago ni el colombiano Sebastián Pérez, que se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda esta semana, durante un encontronazo con su compatriota Wilmar Barrios, que ayer justamente ocupó la posición que ambos lesionados dejaron vacante.

Por esta grave lesión, el xeneize debe confirmar o no si va a pedir un nuevo refuerzo, aunque según afirmó el Mellizo es algo que todavía no tiene definido.
‘Pérez se lesionó cuando fuimos a disputar una pelota en la práctica, pero no me caí encima suyo como dijeron por allí. Lamento mucho lo que le está pasando.

Él es un compatriota, un amigo de esta profesión y me duele mucho todo lo que se comentó del hecho‘, quiso aclarar Barrios, que anoche tuvo un buen desempeño en la lluviosa noche de Liniers.
El moreno llegó igual que Pérez a mediados del año pasado y de a poco comienza a tener la continuidad que se le venía negando.

 

Cierre de la fecha

 


Gimnasia (foto) buscará hoy prolongar en el Bosque ante Temperley (21.15 horas) su buen momento en el campeonato y sumar su sexto triunfo consecutivo para alimentar su sueño y clasificarse a la Copa Libertadores 2018.

Por su parte, Temperley necesita sumar de a tres y de hacerlo, y si Olimpo no triunfa contra Defensa y Justicia en el primer turno, saldrá del descenso. 
El otro encuentro lo protagonizarán en Florencio Varela, Defensa y Justicia y Olimpo (19h). El ‘Halcón‘ viene de vivir una semana histórica al empatar con San Pablo, por la Sudamericana. Los bahienses, en tanto, están comprometidos con el promedio y necesitados de un triunfo.