¿Fue penal? Pablo Pérez, eufórico, le reclama el supuesto penal de Verón que Penel ignoró. El arbitro ayer reafirmó su decisión.

 

El árbitro Ariel Penel mantuvo ayer su negativa sobre el supuesto penal del delantero de Independiente Gonzalo Verón en el clásico de antenoche con el líder Boca Juniors, en Avellaneda, por la 23ra. fecha de la Superliga. "Estoy ciento por ciento seguro, la pelota no le pegó en el brazo, le pega en la cabeza", aseguró en TyC Sports.

Los jugadores y el DT de Boca, Guillermo Barros Schelotto, reclamaron airadamente esa jugada, que de haber sido sancionada, podría haber significado el empate de Boca a los 45" del segundo tiempo. Verón saltó en el área de Independiente para defender un envío aéreo y antes que el uruguayo Nahitan Nández cabeceara, la pelota parece pegar en el brazo izquierdo extendido del delantero.

Penel defendió su decisión incluso ante la hipotética aplicación del VAR: "Tampoco lo hubiera cobrado porque las imágenes no muestran con claridad que la pelota haya impactado en el brazo". Durante las protestas, el árbitro expulsó al capitán de Boca, Pablo Pérez. Penel no quiso especular sobre una posible sanción del Colegio de Árbitros como suele ocurrir con los jueces que tienen una tarea deficitaria en algún partido.

El mediocampista colombiano de Boca Wilmar Barrios sufrió un desgarro en el gemelo de la pierna derecha y se perderá los partidos ante Newell"s y Gimnasia por la Superliga y el del próximo miércoles 25 ante Palmeiras por Copa Libertadores. Barrios se sometió a estudios médicos que confirmaron esa lesión muscular sufrida con Independiente.

El colombiano es uno de los cinco jugadores con más actividad en el equipo durante la Superliga y ante el Rojo se fue reemplazado por Reynoso.