Esta tarde, desde las 15,30 el ciclismo rutero sanjuanino, a través del Club Ciclista Independiente, vivirá otra edición, la número ochenta, de su clásica más antigua: la Mendoza-San Juan.
Luego de cuatro años la prueba vuelve a tener su punto de partida en la vecina provincia y, también, luego de varias temporadas no culminará en el Departamento 9 de Julio y lo hará en Pocito.
Porque la mayor parte de su trazado se desarrolla en lo que en el ambiente se denomina ‘ruta abierta’, se espera una carrera muy veloz, pero también muy táctica.

El temporal de viento y lluvia que azotó a las dos provincias cuyanas en la noche del viernes, provocó inconvenientes en la Avenida Costanera, de Mendoza, por lo que, por sugerencia de la Policía de la vecina provincia, no se largará en calle Lavalle. ‘Hay mucho pedregullo, demasiado ripio suelto, la calle está muy sucia y nos aconsejaron modificar el punto de partida’, confió ayer Víctor Balmaceda, presidente de la señera entidad rawsina.

La prueba se largará en El Borbollón y no en Costanera y Lavalle como estaba previsto.

La participación de la mayoría de los conjuntos continentales sanjuaninos a los que se suman los equipos amateur de la provincia y de Mendoza otorga a la prueba del Independiente un plus competitivo interesante.

Está confirmada la escuadra del SEP-San Juan que viene entonado por la victoria de Juan Pablo Dotti en la Vuelta de Mendoza y que intentará ganar su primera prueba en el calendario local que domina la Agrupación Virgen de Fátima que ganó 9 de las 13 competencias disputadas hasta el momento y junto a la Municipalidad de Pocito, que ‘jugará de local’ en el final, le darán batalla a los ‘bichos verdes’.

Entre los equipos foráneos, los dirigentes del club organizador comentaron que el conjunto bonaerense del Sindicato Argentino de la Televisión se encuentra en Mendoza y también participará de la carrera.

Los más ganadores


3 Ediciones ganaron Enrique Molinero (1936, 37 y 38) y Ernesto Contreras (1958, 62 y 64), los ciclistas que más veces ganaron la clásica.

 

Corrían por una huella


La primera edición de la Mendoza-San Juan se puso en marcha a la 0 hora del 16 de agosto de 1925. Esa carrera la ganó Antonio Giménez, completando la distancia entre las dos capitales provinciales en 14h24m40s. Según las crónicas de la época, la ruta era una huella. Varios ciclistas se perdieron y debieron ser buscados por los organizadores. En 1935 (segunda edición) el camino estaba más consolidado y Roberto Zanell ganó en 5h48m15s.