La tirante relación entre Mauro Icardi y Maximiliano López tuvo un nuevo capítulo en los últimos días. El ex goleador de River se sacó una foto con Lionel Messi y Javier Mascherano que reavivó los rumores que los señalan como los cabecillas de la "proscripción" del capitán del Inter en la Selección.

 

 

"Ya lo dije. Hago mi trabajo acá para después llegar a la Selección como un premio. Las fotos y todas las cosas que salieron… Se dijeron tantas cosas que no tuvieron nada que ver conmigo y con mi familia", indicó el futbolista de 24 años.

 

Mauro debió responder consultas sobre este tema en la conferencia de prensa que protagonizó en las instalaciones del Inter antes de disputar el derby con el Milan el sábado por la mañana. Allí reconoció que Edgardo Bauza le había prometido que iba a ser parte de una próxima convocatoria de la selección nacional.

 

"Hay muchos momentos en los cuales se puede hablar, pero pienso que esto no viene al caso. Es mi vida privada", aseguró el atacante que lleva anotados 20 tantos en el actual torneo italiano y marcha a cuatro del máximo artillero.

 

"Yo lo dije hace tiempo: esta historia está cerrada. No me preocupa más hablar de esta cosa y no lo hago más", reiteró sobre el tema para intentar concluir con la grieta que lo tiene como un nombre prohibido en el combinado nacional argentino a raíz del conflicto con Maximiliano López, ex esposo de su actual mujer.

 

Sin embargo, el propio delantero del Torino habló también sobre esa postal con Mascherano y Messi y apuntó directamente contra Wanda Nara, esposa de Icardi. "Fue todo planeado por mi ex. La foto la tenía yo y ella. Nadie más", afirmó.