Tigre fue inteligente y oportuno para batir anoche 2-1 a un Quilmes que dejó pasar otro tren y cada vez se halla más complicado en la tabla de los promedios. Leonardo Madelón dejó de ser el técnico de Quilmes, tras la derrota, "Se terminó el proceso de Madelón en Quilmes. No hay marcha atrás", anunció el propio DT.

En el Estadio Centenario Quilmes dispuso de un futbolista más durante 84 minutos, por la expulsión de Martín Gómez, ganó el parcial por la conquista de Miguel Caneo y hasta tuvo en su favor escenas como para aumentar la ventaja, pero le faltó concretar y Tigre dio vuelta el resultado por los aciertos en la red del implacable Denis Stracqualursi y Mariano Echeverría. Con este resultado Tigre de algún modo se afloja la corbata en el inquietante listado de los porcentuales.