Demostrando porque en un tiempo era uno, sino, el hombre más veloz del país, el ciclista sanluiseño Mauricio Quiroga logró ayer la primera victoria suya en una competencia clásica sanjuanina y, también, la primera de su equipo en la actual temporada local. "La Bestia', como se conoce en el ambiente al sprinter que se incorporó este año a las filas del Sindicato Empleados Públicos, extendió la racha positiva de los "bichos verdes' que vienen de ganar la Vuelta de Mendoza con Juan Pablo Dotti. 


El velocista que fue moldeado por Ramón Sánchez en el equipo continental puntano San Luis Somos Todos fue el ganador de las metas sprinter en la vuelta mendocina. Como todo el equipo ha ido levantando su nivel y consiguió quedarse con la clásica venciendo en el instante supremo a Gerardo Tivani (Municipalidad de Pocito) y Nicolás Naranjo (Agrupación Virgen de Fátima), segundo y tercero, respectivamente, tras recorrer 176,8 kilómetros en 3h52m42s. 


Como era de esperar la competencia fue muy veloz. Ayudó la tarde no tan pesada y que en la fuga del día, que duró casi tres horas, viajaban ciclistas de todos los equipos grandes. Planteadas así las cosas con una decena de pedalistas que marcaban el ritmo y se repartían las pasadas especiales, aún cuando Facundo Crisafulli (SAT) ganó cuatro de las siete, el pelotón marchaba a un paso tranquilo. 


Un total de once ciclistas fueron los que aplanaron la, casi, totalidad de kilómetros recorridos por la Ruta 40. Allí rodaban velocistas como Adrián Richeze (AVF), José Luis Rivera (Pocito) y Crisafulli, junto a Matías Recabarren (Fundación Hijo del Viento), Juan Capdevila y Germán Chiavarini (Fundación Birerbol), Andrés Páez (Municipalidad de Rawson), Lionel Biondo (SEP), Rodrigo Mieres y Alejandro Saquilán (Mardan) y quien se quedó pasando Tres Esquinas, Jonathan Soria (Mun.Caucete y San Martín). 


Los fugados llegaron a tener 2m30s con respecto al pelotón y si uno hacía una rápida lectura del grupo líder se daba cuenta claramente que el equipo menos beneficiado con la escapada era el de los "bichos verdes'. Razón por la cual, con Andrei Sartasov e Ignacio Pérez como abanderados los dirigidos por José Díaz (h) asumieron el peso de la persecución. Tiraban todos los "verdes', el único que no pasaba al frente era Quiroga. El plan era muy sencillo había que provocar el acople y después apostar todo a las prestaciones del laureado pedalista puntano. 
Tras pasar Media Agua el pelotón achico a medio minuto. La distancia se amplió un poco pero no tanto como para coronar exitosamente el esfuerzo de los fugados. 


Ya dentro del primero de los dos circuitos que se realizaron en Pocito se produjo la neutralización. Quedaban casi 30 kilómetros de carrera y aún cuando hubo intentos de modificar lo que se veía era una suerte echada, nadie pudo escaparse. Pedro González y Gabriel Juárez, dos de los potentes rodadores pocitanos intentaron la heroica, pero no pudieron porque a la gente del SEP se sumaron los "piqueteros' y así se llegó al embalaje masivo para definir la competencia como lo quería la gente del Sindicato de Empleados Públicos que apostó a las piernas de Quiroga quien a la hora de la verdad no falló. 
 

 

Mauricio Quiroga impuso su punta de velocidad sobre dos de los animadores más importantes del pelotón local, Gerardo Tivani y Nicolás Naranjo. El puntano extendió la racha positiva del SEP que viene de festejar, con Dotti, la victoria en la Vuelta de Mendoza.  <

/figcaption>