Volvió el fútbol pero poco dejó para San Martín, que recibió un gol de entrada (a los 3 minutos), y más allá que tuvo la pelota, nunca sacó diferencia ni rédito de ello. Erró los caminos, tuvo más entrega que juego y pecó de una incapacidad para la creación y esa falta de ideas lo llevó a perder el primer partido del año ante Huracán por 1-0 en el Hilario Sánchez.

Abusó de los centros sin un referente de área y el despliegue por las bandas no pesó. Dejó dudas por subsanar, que sólo tiene amparo en que se trata del debut de Pipo Gorosito al frente del Verdinegro.

San Martín fue sorprendido de entrada con el gol de Briasco a los 3’, tras el tiro de esquina pasado que Nervo bajo de cabeza y el delantero empujó al arco ante una defensa estática. Ese grito de Huracán, que tomó la iniciativa, resultó a lo largo del encuentro una cruz que nunca pudo sacarse.

Porque pese a que el Globo tras el gol mostró criterio con el panorama de Bogado, la recuperación de Fritzler y el desequilibrio de Angulo en ataque con velocidad y gambeta, fue recién pasados los 15’ cuando el Verdinegro encontró la pelota, apostando a jugar por las bandas y descargando en Dening y los desbordes de Montagna, aunque abusando del centro. Mientras que Huracán retrocedió, apostó a la contra y esa fue su estrategia para todo el partido.

No obstante, la producción del equipo de Gorosito fue pobre y sin contundencia. Apenas un frentazo potente de Mattia que el arquero Díaz envió al tiro de esquina contabilizó en la primera parte. Mientras que Ardente se exigió en dos ocasiones ante los remates de media distancia de Angulo.

El 3-4-3 que eligió Pipo no pudo darle las soluciones para un equipo que careció de ideas y que se notaron con mayor énfasis en el segundo tiempo. Más allá que salió decidido a presionar en todos los sectores porque la obligación de empatar lo obligaba.
Entonces sacó un defensor (Pucheta que debutó en Primera) para incluir un hombre de área como Barcelo para ser más ofensivo, pero sin profundidad y ya desconectado en sus líneas.

Gelabert quedó muy sólo para intentar darle inicio al juego, Fissore corrió demasiado para tapar huecos que quedaron, por las bandas Capelli y Sagarzazu no le dieron las variantes ni el peso y esto desencadenó en que, más allá de tener la pelota, que ésta no le llegara con claridad a los de arriba que terminaron siendo cuatro pero sin convicción para vulnerar la defensa del Globo.
Y esa poca inteligencia para buscar el empate, se tradujo en que en el complemento nunca tuviera una situación de claridad para llegar al empate.

Los minutos pasaron y ni los ingresos de Lugo y Martínez fueron aire fresco para torcer un estilo de juego que anoche tuvo dudas y que dejó una imagen de un equipo sin peso ofensivo.

 

Claves


Lo sorprendieron

Todavía el partido no se armaba y Huracán anotó con el gol de Briasco, a los 3’, ante una defensa que se quedó estática. El gol le permitió al visitante tomar la iniciativa y jugar por abajo.

Se acomodó

Pasado el cuarto de hora, San Martín recuperó terreno hasta hacerse de la pelota. Insinuó una rápida salida pero abusó del centro sin tener un destinatario, más allá que son bajos los atacantes.

No tuvo ideas

Para el segundo tiempo la intención la tuvo San Martín, pero no la pudo traducir en juego, careció de ideas y nunca tuvo una llegada clara para poder empatar el partido.

Pipo confundido


Quizás por los nervios lógicos tras la derrota, el técnico de San Martín Néstor Gorosito protagonizó un hecho que no pasó desapercibido en la conferencia de prensa. “Pipo” confundió al San Martín local con San Martín de Tucumán. Al técnico se le confundieron las provincias...

DEBUTARON

Anoche debutó el defensor Patricio Matricardi, el único refuerzo que llegó a Concepción para afrontar este semestre. El otro debut fue el de Arian Pucheta, que si bien está desde el año anterior recién ahora con Gorosito el formoseño encontró la confianza para debutar.

APLAUSOS EN LA VUELTA

Seguramente porque dejaron una buena imagen en su pasado por San Martín, tanto el volante Mauro Bogado como el técnico Juan Manuel Azconzábal recibieron aplausos de los plateístas en su vuelta a Concepción.

 

NÉSTOR “PIPO” GOROSITO



“Duele cuando te ganan con tan poco”



Insistente. El lateral izquierdo del Verdinegro Sergio Sagarzazu intentó desbordar más de una vez por su sector, pero a pesar de su insistencia nunca llegó a su cometido.


Visiblemente preocupado con la versión de sus dirigidos en la derrota ante Huracán como local, el director técnico de San Martín analizó la caída 0-1 avisando que deberán trabajar demasiado para mejorar de cara a la próxima fecha. 

“Nos complicó que nos hicieran un gol tan temprano. Después, más que un par de desbordes de Angulo, fuimos nosotros quienes tuvimos el dominio de la pelota, llegábamos bien con los desbordes de Montagna y Sagarzazu pero no terminamos bien esas jugadas. Después en el complemento fue un juego muy confuso, ellos no llegaron pero nosotros tampoco tuvimos situaciones claras de gol”, comenzó analizando el DT.

“Pipo” también hizo hincapié en lo que le faltó a San Martín para llegar al empate: “Fallamos en el último cuarto de cancha, nos faltó tener un pase más como para habilitar a un compañero con mayor ventaja. Sí resalto que en el complemento mostramos reacción anímica pero no de juego y con eso no alcanza”, expresó. 

“La idea futbolística está pero hay que seguir mejorando. Llevamos 84 días de pretemporada pero jugando amistosos con equipos de segunda y tercera división, únicamente River fue el rival de Primera con el que nos medimos. Me preocuparía si el rival nos hubiese creado un montón de situaciones, pero como se dio el partido de duele que te ganan con tan poco”, contó.

 

TRAS CASI 90 DÍAS SIN FÚTBOL



El regreso que se hizo esperar 

Colorido. Fue el recibimiento para San Martín en el torneo. Promediando el complemento y a pesar de ir perdiendo, los hinchas igual alentaron al equipo.


Se extrañaba ese aroma de cancha. Los cánticos. La previa. El folklore. Anoche el fútbol volvió a Concepción tras poco más de 80 días desde el último encuentro como local y si bien la concurrencia no fue la más esperada, el público igual acompañó en el primer choque como local ante Huracán.

La escasez de fútbol hizo que todos estuvieran expectantes para este ansiado regreso del fútbol. Anoche, los verdinegros más fieles se hicieron presentes para acompañar al equipo con aliento. Cantaron desde el arranque y en el complemento cuando el empate no llegaba, intentaron levantar al equipo con aliento, que si bien se sintió porque hubo cierta reacción anímica en los jugadores el gol no llegó y hubo muchos que se fueron molestos con el resultado del debut pero esperanzados que en la próxima cita de local ante Boca, el festejo de local se pueda dar.
 

EN EL VESTUARIO



El “madrugón” los afectó



Golpe duro. Así describieron los jugadores de San Martín al gol de Briasco que le terminó costando la derrota al debut en el Verdinegro.


La mayoría de los jugadores de San Martín que analizaron la derrota ante Huracán tras la derrota, coincidieron en que el gol tempranero del juvenil Norberto Briasco afectó demasiado en el desenlace del partido.

“Un gol tempranero modifica todo lo que trabajaste en la semana, igual no hay excusas. Tenemos que tomar los recaudos necesarios porque ahora tenemos un partido difícil contra un adversario importante”, contó Maximiliano Lugo. El mismo análisis hizo Emanuel Martínez: “El gol de ellos fue un golpe duro que te cambia todo. Vos venís con algo planificado y te encontrás con un gol que no te lo esperabas entonces te cuesta salir. Lo intentamos y mejoramos pero igual el gol nuestro no llegó y ahora lo lamentamos”, expresó.

El defensor Francisco Mattia también coincidió con sus compañeros pero hizo un paréntesis para corregir los errores. “Los jugadores rápidos de Huracán nos complicaron en el primer tiempo, después en el complemento lo controlamos pero no pudimos empatar que hubiese sido lo más justo porque ellos nos ganaron con muy poco. Tenemos que aprender de los errores y corregir lo que hicimos mal hoy para ir a Buenos Aires. Hoy mostramos actitud e ímpetu pero no alcanzó”, analizó.