Para no olvidar. Daniel Ricciardo se impuso en una carrera que le salió perfecta, para meter al Red Bull en medio de la lucha que polarizan Ferrari y Mercedes.

 

El piloto australiano Daniel Ricciardo, con Red Bull, se proclamó ayer ganador del Gran Premio de China de Fórmula 1 luego de una carrera marcada por los incidentes entre pilotos. Tras Ricciardo se situaron el Mercedes de Valtteri Bottas y el Ferrari de Kimi Raikkonen, mientras que Lewis Hamilton (Mercedes) acabó en cuarto lugar y Sebastian Vettel (Ferrari) en octavo, por las consecuencias de un choque con el Red Bull de Max Verstappen.

Un choque entre los Toro Rosso de Pierre Gasly y Brendon Hartley en la vuelta 30 rompió con la tranquilidad con la que se disputaba la carrera.

Vettel realizó un buen arranque al salir desde la pole position y lideró las primeras vueltas hasta que Bottas cambió neumáticos para aprovechar la mayor velocidad de las ruedas nuevas y lo relegó a la segunda posición, un orden que ambos mantuvieron hasta el incidente de los Toro Rosso.

Los mecánicos de Red Bull aprovecharon el coche de seguridad para parar y ponerle neumáticos de compuesto blando (más rápidos) a Verstappen y Ricciardo y tras la pausa de seguridad comenzaron los adelantamientos.

Primero el holandés se lanzó a alcanzar a Hamilton, con quien se rozó, y después fue en pos de Vettel, contra quien chocó y ambos monoplazas acabaron girando sobre la pista.

Verstappen fue sancionado con diez segundos por un incidente que dejó tocado al Ferrari de Vettel, quien fue perdiendo posiciones hasta el octavo lugar, aunque se mantiene como líder del mundial con 54 puntos (a nueve de Hamilton).

Ricciardo, que había arrancado desde el sexto puesto, salió de boxes como una flecha y logró adelantar limpiamente, uno a uno, a todos los pilotos, logrando la sexta victoria en Fórmula 1 de su carrera deportiva.

Entretenida. El Gran Premio de China tuvo varios incidentes que la hicieron atractiva, además de los sobrepasos.

 

 

"No gano carreras aburridas"


El australiano Daniel Ricciardo fue dando cuenta de Hamilton, Vettel y Bottas en pista con el impulso de las gomas blandas hasta llevarse una victoria que le supo a gloria y que volvió a conseguir desde atrás.

"No sé si es mi carrera más dulce, pero no gano carreras aburridas, son todas entretenidas e inesperadas. Hace 24 horas imaginaba terminar más atrás. Ha sido de locos tras escuchar lo del "safety car" y hacer doble parada, la cual ha sido decisiva, un movimiento ganador", señaló el vencedor.

"He arriesgado en algunos adelantamientos, aunque pensé que era posible y con el agarre de los neumáticos estaba controlado", explicaba pletórico tras sumar la que supone su sexta victoria en la Fórmula 1 y el tercer año consecutivo en el que gana al menos una carrera.

Por su parte, su compañero Max Verstappen Max Verstappen fue el protagonista negativo del Gran Premio de China. "Desgraciadamente cometí un error con Vettel que comprometió nuestras carreras. No hay nada que pueda hacer ahora excepto analizar mi comportamiento y regresar más fuerte",dijo.

 

 

#Atención Queremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

#Atención #FacebookQueremos que no te pierdas nuestras noticias. Mirá este video y seguí las instrucciones

Publicado por Diario de Cuyo en martes, 10 de abril de 2018