Peleado. El partido tuvo muchos momentos así. Y el empate cerró con justicia lo que ambos dieron en la cancha. Inter terminó primero en el grupo y River fue su escolta.

En un partido en muchos pasajes apenas discreto y con un River Plate plagado de suplentes, el equipo Millonario logró empatarle 2-2 al Inter de Brasil, en el final de ambos, ya clasificados en el Grupo A, en la fase de grupos de la Copa Libertadores.

El primer tiempo largó intrascendente pero, con el paso de los minutos, fue ganando en movilidad y buen juego. River siempre fue el que llevó la iniciativa. También el que tuvo más y mejores chances para convertir pero el primer tiempo se fue tal vez con un impensado empate.

El local se había aproximado varias veces sobre el arco brasileño. Mayada y Ferreira tuvieron sus oportunidades pero fallaron. Inter llegó por primera vez con peligro a los 28", cuando Armani tapó un gran tiro de López.

Hasta que a los 34" el pibe Álvarez buscó una pelota en profundidad y se la levantó al arquero visitante para el 1-0. Parecía que se iban al descanso así, pero Rafael Sobis sacó un tiro fuerte y envenenado que venció a Armani y se transformó en el 1-1.

En el complemento, a River se lo vio nervioso, especialmente su arquero Armani, y para colmo Inter se puso en ventaja a través de Sobis, quien anotó de penal tras infracción de Lollo en el área.

Gallardo buscó aire en los cambios, pero no encontró respuestas. Hasta que en el descuento se equivocó el arquero visitante y Pratto logró el ansiado empate.

Iguales. Recién en el final, River encontró paz, porque le terminó empatando al Inter, que ya se relamía con la victoria.


Boca, al ganar la Supercopa Argentina ante Rosario Central en Mendoza, obtuvo el trofeo de la competición y, el último domingo, lo exhibió en los festejos previos al partido contra Godoy Cruz. Ahí se pudo observar que faltaba la placa de River, que ganó este mismo certamen en 2018, precisamente ante el Xeneize.

El presidente de River, Rodolfo D"Onofrio, previo al partido de anoche, opinó sobre esa situación: "La verdad que no lo puedo tomar por cierto, no puedo valerme de un comentario o de una foto. Me parece sumamente tonto que a alguien se le pueda ocurrir tapar la realidad, me parece absurdo. Y si fuera cierto, no tiene que ver con la dirigencia de Boca, ni mucho menos".