Tensión. La relación entre AFA y Sampaoli no es la mejor y en ese juego de presiones, ahora el entrenador no dirigirá el Sub-20 en Valencia.

 



El juego es a ver quién afloja primero. Un nuevo round entre la Asociación del Fútbol Argentino y Jorge Sampaoli dejó a la Selección sub-20 virtualmente sin director técnico para el torneo de L'Alcudia, que comienza el 28 de julio. Lo que se presumía que podía suceder, sucedió. El cuestionado entrenador de la Selección Mayor, a cargo temporalmente de la categoría superior de los juveniles ante la renuncia de Sebastián Beccacece, su ex ayudante de campo, comenzó con el sondeo a los clubes para determinar si iba a poder contar con los futbolistas deseados para el certamen.


Como la cesión de jugadores no es obligatoria, las instituciones tienen coartada para gambetear prestar a sus futbolistas: las pretemporadas se encuentran en pleno desarrollo, la semana que viene ya hay Copa Argentina. Y el orientador se encontró con algunas negativas. En consecuencia, Sampaoli y Tapia volvieron a reunirse en el complejo de Ezeiza. Y el oriundo de Casilda, quien se había ofrecido a conducir a las promesas ante la acefalía, informó de su cambio de opinión, dado que no tenía garantías de libre elección de los juveniles. A cambio ofreció "preparar" al equipo y que lo dirigieran Lionel Scaloni (hasta el Mundial, nexo entre los jugadores europeos y el cuerpo técnico) y Matías Manna (analista de videos). La situación propuesta no gustó a la AFA. Si la entidad madre del fútbol argentino la aceptara, Scaloni, por ejemplo, recién tomaría a los chicos en Valencia, dado que reside en el Viejo Continente. De todos modos, desde el entorno del técnico difundieron que se trata de una decisión tomada. En la calle Viamonte no piensan lo mismo.


Fuente: Infobae