El piloto Marcos Patronelli, campeón de la edición 2010 en cuatriciclos, anunció ayer su abandono en el Dakar 2011, luego de protagonizar una nueva caída en el último tramo de la especial del día y sufrir un fuerte golpe en la rodilla derecha.

"Cuando las cosas no van más, no van más. Este Dakar no es para mí", afirmó el piloto, quien hace poco más de un mes se fracturó el peroné de ambas piernas luego de accidentarse en un entrenamiento con su Yamaha.

"Di todo lo que estuvo a mi alcance, iba mejorando con el correr de los días pero no hay una etapa que me salga bien, siempre me pasa algo", dijo Marcos, tendido en un catre del vivac mientras uno de sus hermanos le sujetaba una bolsa con hielo para bajar la inflamación de la rodilla.

Patronelli contó que se cayó por un barranco de unos 50 metros, al perder el control de su cuatriciclo Yamaha Raptor 700 en el kilómetro 20, luego de intentar pasar a una moto y patinar por el terreno pedregoso.

"De repente me fui contra una zanja y después caí por un barranco. Me agarró Dios y me puso arriba de una planta", relató el piloto de Las Flores, quien sostuvo que seguirá asistiendo al rally para acompañar desde afuera a su hermano Alejandro, segundo en la clasificación general cuando van tres etapas corridas.

PODIO ARGENTINO

Los argentinos Tomás Maffei, Sebastián Halpern y Alejandro Patronelli se lucieron ayer con sus cuatriciclos e hicieron el podio en la tercera etapa. De esta manera, el mendocino Halpern pasó al frente por primera vez en la clasificación general, con un tiempo de 11 horas 2 minutos y 21 segundos, seguido a doce segundos por el bonaerense Alejandro Patronelli, quien finalizó tercero. El también bonaerense Maffei consiguió ganar ayer por primera vez una etapa, al tardar 4h. 58m. 4s. en el trazado cronometrado, 1m 27s por delante de Halpern.