Al fútbol se juega. Y este Del Bono conjugó su mejor versión para demoler el entusiasmo de Atlético Alianza. Lo fue adormeciendo con la pelota, lo llevó a su juego y lo liquidó jugando el fútbol que le gusta a la gente. Empezó perdiendo, lo dio vuelta, se lo empataron y luego, lo terminó ganando por goleada. Una producción fenomenal para un equipo que sabe lo que quiere y que de la mano del "Luto" Molina, genera fútbol para darle forma a su sentimiento futbolístico. Fue 4-2 en un partido apasionante. Que tuvo de todo. Desde penales desperdiciados hasta fallos polémicos pero con una generosa entrega de los dos equipos que apostaron al triunfo. Fue Del Bono el que ejecutó mejor su plan de partido. No se desvió nunca del libreto y jugando, así jugando, terminó desmoronando a un Alianza que tuvo demasiados altibajos desde lo táctico y lo anímico.

En el comienzo, Alianza fue el que presionó en terreno rival y empezó a generar algún sofocón para Pelayes. A los 15', en una jugada que nació por la izquierda en un centro de Avila, la dejaron picar los defensores de Del Bono y Uranga los primereó para abrir el marcador. Parecía todo de Alianza porque Paratore tuvo una chance y la desperdició apenas, pero Del Bono encontró la igualdad en un tiro libre del "Teco" Fernández y el partido fue otro. Alianza se desesperó y en el Bodeguero aparecieron Molina y Nuñez, los socios. Así y todo, el Lechuzo tuvo dos chances netas de gol: una de Uranga y un tiro libre de Burgo pero no acertó y Del Bono no se lo perdonaría porque en el descuento de este entretenido primer tiempo, Hugo Castro terminó en gol una jugada de pelota parada que ejecutaron a la perfección.

Con el 1-2 abajo, "Cuca" Herrera decidió cambiar modelo. Se apuró en sacar a Burgo y metió a Jorge Morales, ampliando el tridente ofensivo. Iba con mucha gente pero sin la pelota y eso le pasaría factura. Del Bono pudo haberlo liquidado pero Coronel le tapó dos pelotas de gol a Prieto. Parecía que la suerte le cambiaba al Lechuzo cuando Uranga cabeceó al gol un corner tras el impacto anímico de que Jorgito Morales desperdiciara un penal. Era el momento y Alianza lo dejó pasar.

Molina y Nuñez empezaron a tocar, a rotar, a buscar los espacios vacíos y contra eso, el planteo del local hizo agua. Coronel sostuvo hasta que pudo el empate pero llegó el penal de "Nino" Morales y Prieto lo cambió por el 3-2 que soltó definitivamente a un Del Bono que a puro toque, decoró su tarde soñada con el gol de su maestro de ceremonias: el "Luto" Molina.