La única foto que pudo sacarse de Atlas Again con sus hinchas es la que acompaña este recuadro. Después, la clásica fotografía en "la redonda" no se pudo hacer, al joven zaino le incomodaba moverse entre tanta gente. Sobre la competencia, Noriega contó que lo trató con mano de seda. "Como se atrasó la partida porque un caballo se escapó de los partidores (NR: Maremoto Inc salió a galopar sin jinete) se golpeó contra la puerta. Traté de calmarlo y como salió con todo lo dejé que se fuera serenando solo. Lo único que hice en la salida fue llevarlo por la huella de la rueda que dejó el tractor", comentó.

Posteriormente cuando se le consultó si fue una estrategia dejar que lo pasara Templo Dan, porque desde afuera se notó que nunca le dio más ventaja que la de un cuerpo, el jockey más ganador del turf argentino explicó lo siguiente: "sí, traté de contenerlo para que no se desbocara y respondió muy bien. Es un caballo muy corredor al que hay que ir conteniéndolo".

Después sobre la definición contó: "ví muy cerca al caballo del Chungo (Gustavo Quiroga) y lo apreté un poco y respondió. Es un gran caballo".

Finalmente tuvo unas palabras para el clásico: "Es una carrera a la que el público espera un año y eso le da un calor que no hay en la Capital Federal donde hay carreras todos los días y el público es más frío".