Vergonzoso. Un partido de Inferiores disputado el domingo pasado entre Juventud Zondina y Atlético Trinidad que no pudo terminar por incidentes. Pero no solo eso, padres e hinchas del equipo local que ingresaron al campo de juego para agredir con golpes de puño y patadas a jugadores del rival, chicos que tienen entre 15 y 16 años. Una locura. La árbitro del encuentro presentó la denuncia policial en sede de la Comisaria 14ta. Por el hecho no hubo detenidos.

¿Cómo sucedieron los hechos? La jueza del encuentro Celina Canto expresó lo que expuso ella misma en el informe arbitral y también en la denuncia policial. Eran las 9.30 de la mañana cuando tras un corner, se produjeron roces en el área que desataron la bronca en la parcialidad local que presenciaba el encuentro: "Vi que un chico de Juventud Zondina había caído y en el momento que vimos eso empezó a entrar un montón de gente que no puedo asegurar si eran padres o barras de Juventud Zondina a agredir a los jugadores de Trinidad, sentí miedo por los chicos de Trinidad porque la gente de Zondina ingresaron directamente a agredir. Fueron alrededor de 10 personas. No tuve mas que observar la situación de lejos hasta que con mi asistente pudimos correr al vestuario y llamamos al 911 porque no había seguridad policial en el estadio", informó la jueza.

Cuando se logró calmar la situación dos de los chicos debieron ser trasladados al Centro de Salud de Zonda donde fueron atendidos y dados de alta en el momento. Horas después otro de los jugadores de Trinidad, sufrió un desmayo y fue Walter Escudero, el coordinador de Inferiores del club trinitense, quien lo cargó en su auto para trasladarlo a una clínica privada en Capital. El adolescente tenía un fuerte golpe en el cuello, fue tratado por los médicos que le realizaron placas y estudios y lo tuvieron internado en observación hasta que fue dado de alta a las 17 del domingo.

"Es lamentable que pasen cosas como estas. Una locura ver gente grande golpeando a chicos que no tienen más de 16 años por un roce de partido. Junto a los padres de los chicos haremos la denuncia policial pero antes queremos conocer el informe arbitral para conocer a ciencia cierta la identidad de quienes integraban el Cuerpo Técnico porque ellos también agredieron. Ojalá la Liga tome cartas en el asunto y que esta gente no dirija más", expresó Escudero. El coordinador también manifestó que esta serie de hechos ya viene repitiéndose en los partidos de Inferiores: "Nunca pensamos que llegaría a este extremo. No se que le pasa a la gente que descarga su bronca en lo que debería ser un juego", manifestó.

Este medio intentó comunicarse con el presidente de la Liga Sanjuanina de Fútbol Oscar Cuevas, pero no tuvo respuesta.