Un lector afirmó que las ramas de un par moras cayeron como consecuencia de los vientos ocasionando daños en vehículos, casas y hasta ocasionaron la muerte de un perro.  

 


Los ejemplares se encuentran sobre calle España, esquina General Paz, en Capital.

 


“Parece que esperan la desgracia a una persona para hacer algo! porque ya le paso la triste desgracia a un perro querido en la cuadra”, afirmó indignado el lector.