En Ruta 40, un clásico, casi nadie usa casco, haciendo caso omiso a las advertencias y noticias de mortalidad diaria por motos. 

 

Enviado por un lector que no se identificó.