Antes que se iniciara el debate judicial este miércoles, el acusado reconoció ser el autor de un aberrante hecho. Aunque no pudo precisarse la fecha exacta, ni la edad de la víctima, que en ese momento tenía 6 ó 7 años de edad, el condenado abusó sexualmente de ella, aprovechando que el padre se había dormido, borracho.

Identificado por fuentes judiciales como Carlos Riveros, alias 'El Locura', de 58 años de edad, el depravado fue visitado por su amigo, hoy fallecido, junto a su hija. Comenzaron a beber alcohol, el padre de la niña se durmió y Riveros aprovechó para agredir sexualmente a la niña.

Según las fuetnes, la tomó violentamente por sus brazos, la obligó a acostarse en el pasto, comenzó a besarla y tocarle su cuerpo, le bajó su pantalón, él se bajó el suyo, y le pasó su pene por la cola de la niña, diciéndole que se quedara quieta.

Riveros acordó juicio abreviado y cumplirá la pena de 4 años de prisión en el Penal de Chimbas, por resultar autor penalmente responsable del delito de 'Abuso sexual gravemente ultrajante.