Los miembros de un matrimonio de granjeros de la localidad cordobesa Traslasierra, ambos de 38 años, fueron imputados de homicidio acusados de participar de la muerte de un bebé que habría dado a luz su hija de 16 años.

 

El cuerpo del bebé, que habría respirado según la autopsia, fue encontrado tirado y mutilado junto al camino que lleva a Villa Dolores. Luego fue hallado por vecinos que llamaron a la Policía.

 

En la madrugada del sábado, la pareja llegó con su hija al Hospital Villa Dolores. La chica evidenciaba las secuelas de un parto reciente, incluso con una placenta que correspondería a una gestación de por lo menos ocho meses. Tanto la menor como sus padres afirmaban que no había tenido ningún bebé. 

 

El caso fue informado al Juzgado Penal Juvenil, a cargo de Luis Werlen Zbrun, quien ordenó un allanamiento de la vivienda de la familia y un rastrillaje por la zona, situada unos 50 kilómetros al norte de Villa Dolores por un camino de tierra. 

 

 “Hay elementos suficientes como para imputar a los dos adultos de homicidio calificado por el vínculo y por la participación de la menor; la autopsia indicó que se trataba de un bebé nacido a término, que había respirado”, declaró el fiscal del caso. 

 

Fuente: Diario La Voz