Públicamente, el ginecólogo Carlos Martínez negó haber abusado de sus pacientes. Ayer, agravaron cinco de los casos por el grave daño en la salud mental de las víctimas.

 

La situación del ginecólogo riojano Carlos Martínez ante la Justicia, volvió a complicarse. Ayer llegó al Tercer Juzgado de Instrucción para defenderse de otro agravante detectado: el grave daño en la salud mental de sus víctimas. Según fuentes judiciales, ese perjuicio fue detectado por psicólogos en 5 de las mujeres que ya habían denunciado al profesional. "Hubo un caso de una denunciante que refirió haber estado dos meses sin poder tener relaciones sexuales por el trauma que le dejó el abuso del imputado y un psicólogo certificó que no mentía", refirió una fuente judicial.

Las conclusiones de los psicólogos fueron claves para que el juez Guillermo Adárvez y el fiscal Carlos Rodríguez, evaluaran que cabía aplicarle el agravante y ampliar su declaración indagatoria en esos cinco casos. Y si bien Martínez habló de una "injusticia" en su contra y de no haber "estimulado" a sus pacientes, en el juzgado se abstuvo de dar su versión de los hechos, indicaron voceros judiciales.

En el Tercer Juzgado de Instrucción investigan 11 denuncias contra el ginecólogo. Una por presunta estafa por una ligadura de trompas que facturó pero no hizo (ese caso habría prescripto). Otras tres de mujeres que hasta el momento no han podido ser entrevistadas por psicólogos que corroboren la veracidad de su relato en la denuncia.

Y otras 7 en las cuales se avanzó bastante: entre esos casos se incluyen los cinco por los cuales hubo que ampliar ayer la indagatoria del médico. De esos 7 hechos, en 6 se confirmó el grave daño en la salud mental de las víctimas, precisaron.

Además de las denuncias investigadas por el juez Adárvez, Martínez enfrenta otras cuatro acusaciones en Jáchal, donde ya cosechó sus primeros procesamientos. También registra otra causa de 2006 que ya prescribió y otra de 2013 (en apelación) que fue el puntapié para que la Corte de Justicia ordenara una auditoría al juez Pablo Flores y lo suspendiera un mes, sin cobrar nada.


Los delitos contra el médico superan los 100 años de castigo