La localidad bonaerense de Sáenz Peña, en el partido de Tres de Febrero, se convirtió en escenario de un tremendo suceso, ya que un individuo de 42 años agredió salvajemente a cuchilladas a su pareja, de 31, quien se hallaba embarazada de 5 meses. A raíz de este motivo, la mujer tuvo que ser sometida a una cesárea y los médicos lograron que el chiquillo naciera con vida, aunque finalmente el menor dejó de existir. El responsable del tremendo crimen fue detenido por los pesquisas policiales, mientras que la muchacha se encuentra internada con pronóstico reservado.

 

Los voceros de los tribunales de San Martín revelaron que los hechos comenzaron a las 18.10 del 30 del mes pasado cuando el individuo, llamado Leandro Horacio, de 42 años, mantuvo una violenta discusión con Carla Giselle Laguzzi, de 31, en el interior de una humilde finca situada en Beazley al 400, entre Benito Lynch y Francisco Raffo, en el citado distrito, en el noroeste del conurbano provincial.

 

Trascendió que la acalorada reyerta finalizó en tragedia porque el forajido, con un arma blanca, atacó a la mujer, para luego darse rápidamente a la fuga. Momentos después, Laguzzi salió semidesnuda a la vereda y cayó ensangrentada en la vía pública. Servidores públicos de la comisaría de Sáenz Peña y del Comando Patrulla (C.P.) de Tres de Febrero arribaron al mencionado lugar, donde se ocuparon de socorrer a la víctima y trasladarla, de urgencia y en una ambulancia, al Hospital Ramón Carrillo, en Ciudadela.

 

Facultativos del centro asistencial establecieron el embarazo de la damnificada y, tras una cesárea, hicieron nacer a la criatura, que posteriormente dejó de existir a raíz de problemas cardíacos que se originaron como consecuencia de la agresión consumada por el marginal.

 

Gracias a los diferentes datos obtenidos en la zona, los pesquisas de la seccional determinaron que Leandro Horacio se hallaba refugiado en la vivienda de su madre, ubicada en Beazley al 600, entre avenida General Mosconi y Florentino Ameghino, a 200 metros del escenario de la terrible disputa.

 

Por esta razón los policías empezaron a vigilar el inmueble, hasta que apresaron al individuo a las 20.30 del lunes pasado. Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de San Martín se encargaron de supervisar los procedimientos.

 

Fuente: Crónica