Jessica Fernández recibió cinco disparos y está internada con pronóstico reservado en el Hospital Mariano y Luciano de La Vega de Moreno. Las balas en realidad estaban dirigidas a sus dos hijos, de 3 y 4 años. Pero cuando su pareja y padre de los chicos amenazó con matarlos, ella los cubrió con su propio cuerpo y evitó una masacre.

Justino Del Valle Ríos descargó el tambor de su revólver calibre 22 contra la mujer de 28 años cuando faltaban pocos minutos para las 20 del sábado. Tres proyectiles impactaron en el tórax y el abdomen de la víctima. Otro la hirió en la mano y el último quedó alojado en el brazo izquierdo. Un sexto disparo le rozó la cabeza y terminó incrustado en la heladera, publicó el portal Semanario Actualidad.

Las próximas 48 horas serán claves en la recuperación de la mujer baleada, que pasó seis horas en un quirófano del hospital provincial y ahora permanece internada en la unidad de terapia intensiva.

Tras el violento ataque, se supo que Fernández había denunciado al agresor por violencia de género en septiembre en la UFI Nº 5 y en uno de los Juzgados de Familia del Departamento Judicial. Sin embargo, Del Valle Ríos no cumplió con la medida de exclusión del hogar, violó la perimetral y destrozó a su familia.

La causa es investigada por el fiscal Leandro Ventricelli de la UFI Nº 1 del Departamento Judicial de Moreno y General Rodríguez, quien imputó al hombre por el delito de “Homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género en grado de tentativa” y ordenó la captura nacional e internacional del acusado.

Hubo 168 femicidios en los primeros siete meses de 2020

Un total de 168 casos de femicidios se registraron entre el 1 de enero y el 31 de julio de 2020 en la Argentina, lo que implica un 15 por ciento más de casos respecto al mismo período del año pasado, según un relevamiento realizado por el Observatorio de Femicidios de la Defensoría del Pueblo de la Nación. El organismo atribuyó el incremento a la dificultad de protección que atravesaron las víctimas durante la cuarentena por el coronavirus.

“El aislamiento social y preventivo contra el coronavirus trajo aparejada la prohibición de la libertad o resguardo de la convivencia de la víctima con su agresor, y con ella, la dificultad de protegerse, independientemente de los diferentes dispositivos de comunicación que se implementaron”, indica el informe al que accedió TN.com.ar.

En ese sentido, el organismo remarcó que “el riesgo se mantuvo latente y se advirtió un aumento de casos de femicidios” en comparación al mismo período del 2019, cuando se relevaron 155 homicidios agravados por motivos de género.

El informe del Observatorio detalló que, del total de casos, 13 fueron femicidios vinculados -es decir, aquellos en los que el propósito del agresor es provocar sufrimiento a la víctima, un agravante incluido en el inciso 12 del artículo 80 del Código Penal-, en los que murieron seis mujeres y siete varones.

Además, precisó que fueron asesinadas dos mujeres trans y se produjeron dos “suicidios feminicidas”, categoría con la que se denominan los hechos en los que “las mujeres se quitan la vida como consecuencia de los abusos sistemáticos perpetrados por los hombres”, los cuales aún hoy “siguen impunes”.

Las estadísticas elaboradas destacan que 106 de los femicidios fueron cometidos por la pareja o la expareja de la víctima.

El estudio, a la vez, verificó “la existencia de una relación preexistente entre la víctima y el victimario” en la mayoría de los casos registrados, ya que 74 mujeres fueron asesinadas por su pareja, 32 por su expareja y otras 35 por conocidos o familiares, mientras que un porcentaje menor refiere a desconocidos.