Una mujer de 72 años está grave en el Hospital Central de Mendoza después de ser golpeada y abusada sexualmente por delincuentes que entraron a robar a su casa de la localidad de Guaymallén.

Uno de los hijos de la mujer fue quien la encontró en la madrugada del sábado inconsciente en el baño, tirada en un charco de su propia sangre. La escena sigue preservada desde entonces en busca de algún rastro que permita identificar a el o los agresores.

“Es un hecho gravísimo”, afirman quienes investigan el caso. Al respecto, en diálogo con el programa Hola Mendoza la fiscal de Homicidios Claudia Ríos detalló: "(La víctima) tuvo fractura en la base del cráneo y en la región de la nariz. Además presentaba lesiones en las mamas y heridas de gravedad en la región vaginal. El forense dijo que corre riesgo su vida".

La moto que uno de los hijos de la víctima guardaba en su casa desapareció después del ataque por lo que la causa fue caratulada en principio como "homicidio agravado por violencia de género y criminis causa -matar para garantizar el robo-, abuso sexual y robo", explicó la funcionaria.

Por su parte, otra hija de la víctima que vive en Tierra del Fuego le dijo a El Sol que le costó salir del shock que le provocó la noticia al enterarse estando lejos y afirmó que si bien su mamá había cobrado días atrás la jubilación, no suele tener grandes cantidades de dinero guardadas en su casa.

Según trascendió, la víctima fue reanimada al llegar al hospital pero su estado sigue siendo grave, y permanece internada e intubada por las lesiones que sufrió.

Fuente: TN