Capturados. Los delincuentes, más un tercer sospechoso, fueron atrapados por policías de la Comisaría 25ta, con colaboración de Unidad Operativa Barrio República del Líbano y Base UDAP III, todas a cargo del Comisario Vicente Álvarez.


Una semana después de que una familia de Rivadavia sufriera un robo que le deshizo los sueños y el emprendimiento con el que sobrevivía, la Policía logró dar con los sospechosos de haber provocado esa frustración y los arrestó. Se trata de Mauro Isaac Zárate, de 28 años, y Andrés Javier Naranjo, de 29, quienes cayeron luego de una serie de allanamientos en el marco de la pista investigativa que los rastreaba, y gracias al cual se secuestró parte de lo que habían robado en la tienda de ropa de Sonia Agüero, quien tuvo que cerrar el pequeño negocio familiar luego de que se lo saquearan.

El robo había sucedido en el domicilio de calle Alpacatal al 639, en la Villa San Francisco. La familia había salido de la casa alrededor de las 18.30 rumbo a la casa de un familiar para festejar el Día del Niño. Grande fue la sorpresa que se llevaron cuando regresaron, a eso de las 22: la puerta de madera del fondo estaba destrozada y adentro estaba todo revuelto, incluida la pieza del frente donde Agüero tenía el local. Al parecer, los malvivientes saltaron el portón del frente, llegaron hasta el fondo y allí violentaron la puerta para hacerse paso en el interior. Los ladrones hallaron los $80.000 que la familia había ahorrado por más de 5 años y que estaban ocultos debajo del colchón de la cama de la pareja. Como la mujer se quedó sin mercadería para vender, directamente tuvo que cerrar la tienda.

 

El hijo de la víctima mostraba por dónde habían ingresado.


Desde entonces la Policía comenzó a buscar a los delincuentes y ayer dio con ellos. Ambos tenían pedidos de captura por delitos previos e incluso Naranjo cumple una libertad condicional por una causa de homicidio.