El viudo José Arce, presunto autor intelectual del crimen de su esposa, Rosana Galliano, quedó libre ayer tras cubrir la fianza impuesta por la justicia con dos propiedades, una de ellas la casa del partido bonaerense de Exaltación de la Cruz donde mataron a la mujer, el 16 de enero de 2008.