Finalmente el Tribunal 9° de Lomas de Zamora resolvió por unanimidad condenar a Daniel Lagostena a 22 años de prisión por la desaparición y crimen de Érica Soriano.

 

Según la investigación de la fiscalía, Lagostena mató a Érica entre el viernes 20 a la noche y el sábado a las 15, y con ayuda de personas vinculadas a crematorios, hizo desaparecer su cuerpo sin dejar rastros.

 

Por este caso el Tribunal pidió ampliar la declaración de varias personas que fueron citadas durante el juicio para profundizar en la causa vinculada a la mafia de los crematorios.