Una investigación de la Brigada Este arrojó resultados positivos y permitió la detención de dos hermanos que, aparentemente, robaban motos y vendían sus partes.

 

 

Todo comenzó en un control de tránsito de rutina -el 6 de abril pasado- donde se toparon con una moto robada que luego, previa orden del Segundo Juzgado de Instrucción, les permitió llegar a un desarmadero en la zona de Los Médanos, departamento Caucete, donde había motos desguazadas enterradas

 

 

A la espera de los peritajes de rigor, creen que esas partes eran de motos robadas que eran desmanteladas y sus partes vendidas como repuestos. Los detenidos y principales sospechosos son los hermanos Gabriel y Nicolás Castro.