Gabriel Omar Sánchez Mallea pasará 1 año y 4 meses en el Servicio Penitenciario Provincial por destruir un patrullero además de agredir física y verbalmente a efectivos policiales. La pena fue de 4 meses de prisión efectiva pero por reinicidir en el delito se unificó la condena.

El hecho ocurrió en villa Chacabuco, en Rivadavia, cuando un vecino denunció que ladrones ingresaron en los fondos de un vivero y los uniformados advirtieron la presencia de un hombre que caminaba por la zona, en actitud sospechosa.

Al entrevistarlo, Sánchez Mallea se enojó y agredió a los efectivos. Los insultó, los escupió y cuando lo ingresaron al móvil, pateó una puerta, logrando romper el vidrio y deformar la puerta.

Este martes, fue sentenciado a 4 meses de prisión y por ser reincidente, deberá cumplir con un año y 4 meses de prisión efectiva.