Un hecho indignante que ocurrió en el Lote Hogar 27, en Pocito, salió a la luz por el testimonio de la misma víctima, una menor de 4 años. Según el relato del personal policial de Subcomisaria Ansilta, a cargo del subcomisario Vicente Álvarez,  un llamado al 911 alertó sobre el abuso.
 

 

Por este motivo, el área policial entrevistó al padre de la niña, quien manifestó que su esposa la había notado rara y cuando le consultó si le pasaba algo, la pequeña rompió en llanto y relató todo lo que le hizo su tío. El papá de la menor sostuvo que el "tío Pipo" le había dado besos en la boca y en sus partes íntimas.
 

"Pipo" (37), como lo conocen en su ambiente, es el hermano del papá de la nena y no sólo ella confirmó el hecho sino que su hermana de 10 años, sostuvo que el tío le hizo lo mismo antes de las fiestas de fin de año y la amenazó si contaba algo.
 

Cuando el sujeto acusado regresó a su casa, lo esperaba su hermano y algunos vecinos que se enteraron de lo sucedido. Debido a la golpiza que le dieron, los uniformados lo trasladaron primero al hospital y posteriormente a la subcomisaría, acusado por el delito de Abuso Contra la Integridad Sexual del C.P.A., a disposición su situación procesal del Juez Benedicto Correa, del Quinto Juzgado de Instrucción.
 

El detenido cuenta con un abultado prontuario por delitos robos contra la propiedad y las personas, además de otro delito contra la integridad sexual del año 2011, en el que la víctima fue otra sobrina y por el que estuvo 3 años preso en el Servicio Penitenciario.