Carina di Marco, madre de Florencia, la nena de 12 años asesinada en San Luis, fue detenida por la Policía por orden de la jueza Virginia Palacios. La acusan de saber de los maltratos, situaciones de violencia y abusos a los que estaba sometida su hija en la convivencia con Lucas Gómez, su padrastro y principal acusado por el crimen.

Según el sitio web Radio Regional de Mendoza, policías de Investigación tuvieron acceso a un audio en el que Florencia comentaba que era manoseada por su padrastro luego de bañarse. 

Los abusos eran conocidos por el entorno familiar e incluso por los docentes, que escucharon a Florencia y le notificaron a los padres lo que estaba pasando, a lo que la madre alegó que eran parte de excusas de la niña para no ir a la escuela, según indica el sitio.

Palacios había ordenado que una comisión investigadora viajase a San Martín de Mendoza, donde vivió Florencia y su familia hasta hace aproximadamente un año, cuando se mudaron a la capital puntana. Allí se realizó un estudio a quienes estaban en contacto con la nena.

Es por ello que determinaron la detención de Carina, mientras que se llamará a indagatoria a los docentes que habrían conocido la problemática y no habían realizado la denuncia.