SIN CHANCES. El conductor del auto no tuvo escapatoria tras ser arrollado por el camionero.

 

Dos hombres perdieron la vida ayer en las calles de la provincia a causa de los accidentes de tránsito. Bien temprano, alrededor de las 6, en Pocito, un changarín padre de 6 chicos fue arrollado con bicicleta y todo por un colectivero y murió prácticamente en el acto (ver Murió donde....). Y por la noche, el conductor de un auto no sobrevivió al violento impacto frontal con un camión semirremolque en la ruta 155 casi Zapata, en el departamento 9 de Julio.


Este último accidente ocurrió alrededor de las 20,30 y le costó la vida a un hombre identificado por la Policía como Jorge Gregorio Agüero Oro, de unos 40 años. La versión policial es que la víctima, al parecer, volvía de 9 de Julio en un Chevrolet Corsa por la calle Zapata, y al tomar hacia el Oeste por la curva de la ruta 155 (también conocida como Calle 5), se topó de frente con un camión semirremolque marca Scania de la firma bonaerense ‘Laurenzano’.


El resultado de ese impacto fue violento y letal para el conductor del vehículo más débil. Luego del choque, el camión que guiaba un hombre individualizado como Hugo Gómez, destruyó el auto y lo arrastró por varios metros. Dentro del Corsa, Agüero Oro no tuvo escapatoria.


El chofer del camión fue derivado al hospital Rawson donde establecieron que había sufrido lesiones menores y estaba fuera de peligro, dijeron fuentes policiales. Ahora será investigado por matar sin querer al automovilista, un delito que es excarcelable.

 

Murió donde mataron al hermano



DESTRUIDA quedó la bicicleta tras el impacto del colectivo.

 

Un changarín que volvía en bicicleta a su casa murió ayer en la ruta 40 al ser atropellado por un colectivero en el Cerrillo Barboza, en Carpintería, Pocito. Hubo una cruel coincidencia en el trágico fin de Nazario Manuel Molina (47): en la misma zona, su hermano Luis había muerto atropellado hace 25 años.

VÍCTIMA. Nazario Molina tenía 47 años y era padre de 6 hijos.


Nazario Molina hacía changas para mantener a su mujer y a sus seis hijos, informó su madre Elba Robledo. ‘No lo puedo creer. En 25 años perdí a dos de mis seis hijos porque me los atropellaron. Mi hijo Luis, el menor, tenía 18 años y volvía en bicicleta de jugar a la pelota cuando lo chocó un chileno en el puente que está cerca del cerrillo’, dijo la mujer, dolida.


Nazario vivía con su familia en una casa en el cruce de ruta 295 y ruta 40, Pocito. Según su madre, era habitual que saliera por las noches a jugar cartas o al pool. El jueves a las 21, salió como siempre en bicicleta al Norte por la ruta 40, pero todo se complicó cuando volvía, alrededor de las 6 de ayer.


Según la Policía, pedaleaba al Sur cuando fue embestido desde atrás a la altura del callejón Morán por el chofer de apellido Martínez (42) que guiaba un micro Volkswagen. El impacto fue tal, que Molina cayó en el bajo, sin vida.