Marco Feruglio, a quien le dictaron la prisión preventiva como único acusado del cuádruple crimen cometido el sábado pasado en Santa Fe, fotografió con su teléfono celular los cadáveres de las dos víctimas en la localidad de Sauce Viejo antes de dirigirse a la capital provincial, donde fueron asesinados otros dos parientes de su ex esposa. Se trata de las imágenes de los cuerpos apuñalados de la ex suegra del sospechoso, Claudia Oliva (44), y de la actual pareja de ésta, Nicolás Estrubia (33), quienes fueron asesinados horas antes que Gustavo Dusso (45) y su hija Camila (15), padre y hermana de Romina Dusso (20), con quien el joven detenido tenía tres hijos en común.

 

Marco Feruglio

 

Se realizó una audiencia en los tribunales de la capital santafesina, donde, a pedido de los fiscales Jorge Nessier y Cristina Ferraro, el juez penal Jorge Pegassano amplió la imputación de Feruglio (25) con los homicidios de Oliva y Estrubia, ya que el sospechoso sólo estaba formalmente acusado de matar a su ex suegro y a su ex cuñada. Además, Feruglio también está imputado de intentar matar a puñaladas a su ex mujer y a María Noelia Hus (31), la actual pareja de Gustavo, quienes resultaron heridas en el ataque cometido en la capital santafesina.

 

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) informó que el juez Pegassano resolvió también dictar la prisión preventiva del detenido haciendo lugar al requerimiento de los fiscales, que fundamentaron su posición en la expectativa de pena prevista para este tipo de delitos (prisión perpetua), y que estando en libertad el sospechoso puede fugarse o entorpecer la investigación que avanza rápidamente.

 

En su exposición ante el juez, Ferraro reveló que en el celular secuestrado a Feruglio cuando fue detenido "se encontraron fotos de las personas muertas", con referencia a Oliva y Estrubia y calificó el hecho de "doble homicidio calificado, por ser realizado con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la cual se mantuvo una relación de pareja". Esta es la misma calificación legal definida por los representantes del MPA para los homicidios de Gustavo y Camila y las tentativas en perjuicio de Romina y Hus.

 

"Los cuatro homicidios fueron realizados con arma blanca. En el caso de Oliva, el imputado utilizó dos cuchillos, uno de ellos tipo tramontina, mientras que en los otros tres homicidios y en las dos tentativas utilizó un cuchillo tipo táctico", explicó Ferraro. De hecho, uno de los cuchillos utilizados contra Oliva quedó incrustado en la cabeza de la mujer, revelaron ayer los peritajes realizados en el cadáver.