El miércoles un jachallero se presentó ante los efectivos de la Seccional 21 y denunció que desconocidos habían ingresado a su local y robado unos 200 mil pesos. Las investigaciones demostraron que los ladrones eran dos empleados que finalmente fueron detenidos.

El damnificado denunció el robo de 200 mil pesos que eran parte de la recaudación y sus ahorros, un perfume y un juego de llaves. 

Después de una investigación policial, y por orden judicial, se llevaron adelante allanamientos en el  B° Fronteras Argentinas  donde se encontró  gran parte del dinero sustraído, teléfonos celulares personales, calzados que fueron comprados recientemente, un perfume de ambiente, una llave y demás elementos probatorios para la causa.

Finalmente, se detuvo a dos hombres de apellido Solares y Carrizo, ambos mayores de edad, quienes son empleados del damnificado quedando vinculados a una causa por el delito de hurto, a disposición del Juzgado Interviniente.