El dueño de una finca en Pocito fue víctima de un robo. La policía pudo dar con dos de los animales sustraídos, pero ya  estaban muertos.

 

Según informaron fuentes policiales,  el ilícito se produjo cerca de las 3.30 de hoy cuando el propietario dio aviso a los uniformados. 


 El patrullero interceptó en Ruta 40, entre calles 9 y 10, una moto con carro que llevaba  dos animales  muertos.  El conductor y su acompañante se dieron a la fuga.