Los integrantes de una pareja y el hijo de seis años fueron encontrados baleados en una finca situada en la zona rural cercana a la ciudad santiagueña de Quimilí.

Las sospechas apuntan a que el padre del niño de 28 años, lo mató a tiros al igual que a su esposa, y luego se quitó la vida.

Los cadáveres fueron hallados anoche a unos mil metros del lugar en el que vivía la pareja, en un bebedero de animales, por la madre de la mujer, quien dijo que había salido a caminar con el hermano más pequeño del niño asesinado.

Según la información difundida por el sitio del diario El Liberal, los fallecidos resultaron ser Gastón Rodríguez, de 28 años; Soledad Escobar, de 26, y el niño llamado Mateo.

Fuente: Telefe Noticias