En el marco de la investigación por la muerte de Facundo Astudillo Castro encontraron en un patrullero de la Policía Bonaerense un elemento que podría pertenecer al joven. El peritaje se realizó este viernes en un móvil policial que se ubicó, unos días después de la desaparición del joven y a metro de donde meses más tarde apareció el cuerpo.

El procedimiento de investigación lo llevó a cabo expertos de Gendarmería y en el baúl del móvil un perro rastreador encontró un elemento que podría pertenecer a Facundo Astudillo Castro. Se trata de una piedra turmalina similar a la que usaba Facundo y que fue identificada por su madre, Cristina Castro. 

Luciano Peretto, uno de los abogados de la familia le confirmó a Infobae que “es una piedra que llevaba de colgante” el joven. El patrullero en donde el perro encontró la piedra es un Toyota Etios que pertenece a la Unidad de Prevención de Policía Local de Bahía Blanca.

El fiscal de la causa, Santiago Ulpiano Martínez había pedido que se secuestre ese vehículo el 25 de agosto pasado tras recibir un informe de Asuntos Internos de la policía de la provincia que aseguraba que el GPS del auto marcaba que habría circulado nueve días después de la desaparición de Facundo por el cangrejal de General Daniel Cerri, muy cerca de donde fueron hallado su cuerpo.

Asimismo, el fiscal pidió que se realice un minucioso estudio pericial que permita “constatar si se encuentran rastros biológicos, huellas dactiloscópicas u objetos dentro del vehículo que puedan pertenecer o vincularse” a Facundo.

Fuente: Mitre