Estaba amaneciendo en Caucete cuando se armó una revuelta en el Barrio Bermejo.

 

Según informaron fuentes policiales, un sujeto intentó llevarse una moto de la casa de un vecino. Eso desencadenó una pelea vecinal estilo batalla campal.

 

Los implicados se trenzaron a golpes, además de pegarse con palos y cadenas. Hubo heridos, pero están todos fuera de peligro.

 

Desde la Policía indicaron que las familias que protagonizaron el escándalo fueron: Estrada, Castro, Machuca, Morales y Torrico.