El 30 de noviembre de 2019, una mujer denunció a la pareja de su hermana de 15 años por manosear a una niña de 3, hermana de su concubina. La policía detuvo por error a un joven por llamarse igual que el agresor.

“Fueron 17 días, pero a mí me parecieron mil. Hay gente que hizo las cosas muy mal. Me hicieron mucho daño a mí y a mi familia”, sostuvo Neris Gabriel Ferreyra, en diálogo con El Territorio. Y remarcó: “Acusarme de algo tan grave, no me entraba en la cabeza. Fue una pesadilla”.

Un joven identificado como Neris Gabriel F. de 22 años fue detenido por la Policía de Misiones en el momento que se encontraba trabajando como albañil en la casa de una oficial de la Comisaría de la Mujer.

Desde el primer momento de su detención, tanto el joven como sus familiares y allegados insistieron por su inocencia, manifestándose frente a la Seccional Quinta insistiendo por su excarcelación.

Además, entre los manifestantes se encontraba la madre de la presunta víctima, quien manifestó que el detenido se encuentra en esa situación por error ya que, el concubino de su hija es quien abuso de la pequeña.

Las autoridades de la Comisaría de la Mujer fueron los responsables de la detención del inocente, al confundirlo con Gabriel Neris F. (24), alias “Chuvi”, quien fue denunciado por abusar de una menor de 3 años y amenazar a los familiares de la misma.

Foto: Gentileza El Territorio