San Juan, 4 de enero.- El siniestro se produjo minutos antes de las 6 de la mañana. Unos 5 adolescentes jugaban con pirotecnia cerca de una quinta ubicada en Rastreador Calivar antes de Coll, en el Barrio Orlando Marino, cerca del UDAP II, en Rivadavia.

Una chispa provocada por los fuegos pirotécnicos inició las llamas en 1 álamo y 2 palmeras. El dueño de la casa quinta dio aviso a la policía en el momento justo en el que el fuego comenzaba a extenderse. La inmediata intervención del personal del departamento de Bomberos evitó que la casa fuera consumida por el fuego. Personal de la comisaria 13ª rastrea a los jóvenes culpables.