El dueño de una bodega de San Carlos, Mendoza, fue encontrado sin vida el miércoles en el interior de una pileta con vino. La víctima, Jorge Nahiem de 51 años, era enólogo y propietario de la empresa del mismo nombre, ubicada en calle Maestro René y San Martín de Pareditas.

 

El fallecimiento del empresario conmocionó al departamento del Valle de Uco porque es una familia muy conocida en la zona. Según fuentes policiales, un empleado del establecimiento vitivinícola encontró a Nahiem sumergido en una pileta de vino. De inmediato llamó a los otros dueños de la bodega y también al 911.

 

Si bien no hay resultados de las pericias de Policía Científica, se cree que el hombre habría muerto de forma "accidental", aunque los peritos establecerán como cayó, si es lo que ocurrió, en la pileta.

 

En principio todo indica que se trataría de un accidente. De todos modos, la Justicia determinará las causas del fallecimiento y los peritos establecerán cómo cayó, si es lo que ocurrió, en la pileta.