Durante el mediodía de este miércoles, la Justicia definió la pena para quienes estaban acusados de participar en el crimen de Yutiel Castro, el bebé de 1 año y 7 meses que murió luego de recibir una trompada.

 

El juez determinó que Jonathan Flores, de 28 años, reciba prisión perpetua. Mientras que su hermano Nahuel Flores, considerado el otro autor del hecho, quien actualmente tiene 19 años pero era menor en el momento del asesinato, fue declarado penalmente responsable, por lo que la causa será enviado al Juzgado de Menores.

 

Luego de escuchar la pena, Jonathan Flores se defendió frente a los medios y dijo que "es una injusticia, me condenaron por mis antecedentes, porque fui un delincuente y un drogado".

 

Además agregó que frente a lo que pasó. él "no tenía pruebas", a la vez que repetía que se lo "condenó por sus antecedentes". "No participé en nada y no soy cómplice de nada. Lo juro por mi hijo".