Jorge Antonio Avila (61), el hombre que fue encontrado sin vida ayer en su casa de Rivadavia, falleció a causa de un infarto según reveló la autopsia.

 

“Sufrió un infarto agudo de miocardio”, explicó en Telesol el juez Benito Ortíz, titular del Primer Juzgado de Instrucción, quien agregó que “el hombre no registraba signos de violencia y estaba solo al momento de su muerte” en la vivienda de La Estación en inmediaciones de Rastreador Calívar.

 

En el mismo sentido, el magistrado dijo que encontraron “un elemento que se utiliza para realizar prácticas sexuales”. Por su parte, el médico forense no descartó que esa posible práctica, más una ingesta de alimentos y los problemas cardíacos que sufría, hayan desencadenado en la muerte de Avila.