Un aberrante crimen estremeció a los vecinos del barrio Olimpo de Lomas de Zamora. Un hombre con antecedentes penales que había salido de la cárcel hacía solo cinco meses asesinó a balazos a su expareja y a la madre de ella.

Se trata de Miguel Sosa, quien fue detenido horas después del doble femicidio ocurrido en una casa de Ingeniero Budge, en el partido bonaerense de Lomas de Zamora.

El violento episodio ocurrió este martes cerca de las 17 cuando Laura Rivera, de 46 años, y Marianela, de 24, se encontraban durmiendo en su domicilio ubicado en la calle Manuela Pedraza al 3700 del barrio Olimpo.

Hasta allí fue el agresor, expareja de Marianela y padre de su hijo de dos años, y las comenzó a insultar. En la casa también estaba el menor, una hermana de Laura y sus dos otras hijas.

Según pudieron reconstruir los investigadores, Sosa comenzó a agredir físicamente a Marianela cuando su madre se interpuso en el medio.

Fue entonces cuando el femicida sacó una pistola Bersa y disparó contra ambas, que murieron en el acto.

Tras la muerte, Sosa escapó del lugar en un auto pero fue detenido cerca de la medianoche a 20 cuadras del lugar del crimen por efectivos del Comando de Patrullas de Lomas de Zamora con personal de la Comisaría N° 10 de la zona.

El hombre tenía una causa por encubrimiento que data de 2017 y antecedentes penales por robo agravado en 2018.

Según informó Diario Conurbano, tras salir de la cárcel Sosa y Marianela habían retomado el vínculo y la convivencia pero a las pocas semanas la joven había vuelto a vivir a la casa de su madre, donde este martes fue asesinada.

“Nos amenazaron de muerte familiares de él y gente que anda con él”, contó una pariente de Laura y Marianela en una entrevista televisiva. “Me lo crucé ayer en la comisaría cuando llegué para declarar y me dijo: ‘En dos horas salgo, esto no es nada’. Después llegó mi hermana y le dijo: ‘Te las dejé mortadela, como dos fiambres’. Queremos Justicia”, agregó la joven en diálogo con Canal 9.

Fuente: Crónica