Una menor de 13 años le confesó a su mamá que su tío, esposo de su tía materna, durante varios años la obligaba a darle besos en la boca a cambio de dinero. Además, le contó que la manoseaba mientras compartían visitas en la casa de su abuela.

La pequeña indicó que desde los 6 años hasta la actualidad no sólo le tocaba las partes íntimas sino que le daba plata para que le diera besos en la boca y callar los abusos.

El sujeto, identificado como L.Q., aprovechaba los encuentros familiares para efectuar el delito y en ocasiones apoyaba sus genitales en partes del cuerpo de la menor sin que los demás se dieran cuenta.

Pidieron 8 años de prisión para el acusado pero el juez resolvió 3 años de prisión condicional por el delito de Abuso sexual simple continuado.