El pasado 30 de marzo, delincuentes ingresaron a una vivienda ubicada en el interior del Barrio Huazihul en horas de la madrugada y se llevaron una moto marca Honda Wave 110cc que su propietario, Franco Agüero, todavía estaba pagando.

 

 

Días más tarde, el hombre recibió un mensaje de texto en el que le pedían dinero a cambio de la moto. Inmediatamente realizó la denuncia policial en la Comisaría 23. Allí, con el jefe interino de la seccional idearon un plan.

 

Agüero debía encontrarse con los malvivientes a fin de lograr dar con la moto y con los ladrones. Así, luego de amenazarlo para que no acudiera al lugar con policías, quedaron en encontrarse en la plaza del Barrio Marquesado. Allí aparecieron dos sujetos quienes le pidieron $4 mil para recién traerle la moto. La víctima les entregó los $500 que traía encima, algo que puso de muy mal humor a los delincuentes. 

 

En ese momento aparecieron los policías vestidos de civil y sin darles espacio, redujeron y aprehendieron a los dos sujetos mayores de edad, de apellidos Nievas y Paz. Con orden de allanamiento, ingresaron a la Villa La Puñalada y se logró el secuestro de la moto.